El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Autor: bc@svqintro.com

¿Bajaron las promociones públicas o se olvidaron de la utilidad de Internet?

Levemente, si, pero las empresas andaluzas dieron un paso atrás en su uso de Internet en 2017.  Si se fijan en las tablas, verán que las empresas en Internet, con menos de 10 trabajadores, descendieron el año pasado un poco, mientras el numero de empresas con Internet y página web bajaron 4 puntos.  Tras una subida el año anterior, bajan.

Sin embargo, suben considerablemente las empresas con conexión de banda ancha móvil: 6 puntos; lo que quiere decir que se cuentan como tales los teléfonos de los autónomos con Internet, como si fueran tecnología de la actividad…

(Fuente: Estudio sobre la Sociedad Digital en España, 2017)

 

La tres caras de las Fake News o #fakenews

Cansado de oír hablar de las impropiamente llamadas #fakenews y del machaconeo intencionado con el que nos castigan los medios hegemónicos, trataré de aportar algo a la cuestión con una hipótesis que propone ahondar en los significados y ofrecer nuevas definiciones del concepto.

Esto es porque considero que no existe un sólo tipo, así en genérico, de #fakenews sino varios: al menos tres; y que todo intento de unificación sólo persigue confundir a la peña.

Primero quiero dejar constancia de que las #fakenews no son las simples noticias falsas ni las mentiras ni los embustes de toda la vida, sino algo más profundo y desde luego más y, a veces, peor intencionado.

Propongo tres tipos y/o categorías distintas y lo hago con sus etiquetas y siguiendo el anglicismo que tanto ha prosperado:

 

Real Fake News (#realfakenew)

Son los bulos, noticias directamente falsas y generalmente poco creíbles y hasta absurdas que tratan de enredar a la gente incauta y de leve inteligencia. Suelen ser zapatazos burdos hechos por gente grosera y descomunal. Como digo, sólo engañan a bobos y bobas, aunque son repercutidas por gente pervertida aparentemente inteligente y consciente de la inmensidad de su público objetivo tanto como del daño sistémico que hacen.

Official Fake News (#officialfakenew)

En realidad hablamos de pura propaganda.  Pero por afinar diremos que son aquellas noticias difundidas por gobiernos, gobernantes y gente afín que, con mentiras manifiestas, tratan de conducir a la opinión pública a creencias falsas sobre los hechos de gobierno y sus circunstancias, sobre las razones de estos hechos y decisiones o sobre los resultados de su gestión. Suelen engañar a la gran mayoría de la población votante y tiene resultados catastróficos para el buen ir de nuestra sociedad y para nuestro bienestar y progreso Son las realmente peligrosas y las que, a mi juicio, habría que combatir si titubeos

Fake Fake News (#fakefakenew)

Son noticias ciertas, documentadas y generalmente relevantes, pero que no convienen a la estrategia de propaganda del poder ni de sus propietarios y adláteres. La táctica de descalificación de las mismas ante la opinión pública suele apoyarse en las Official Fake News referidas anteriormente. Tratando de confundirlas con los bulos ante la opinión pública, son el objetivo real de la actual campaña del aparato del Estado y sus medios públicos y arrendados (que son los más).

 

Y lo más curioso de todo este montaje es que las recetas oficiales para detectar las #fakenews, que insisten sobre todo en identificar las fuentes,  son perfectamente aplicables en todos estos casos, siempre que consideremos que siempre es la certeza la que determina la credibilidad de la fuente y no la fuente la que siempre respalda la certeza de la noticia.

Como dije, lanzo una hipótesis para la definición de las genéricamente llamadas #fakenews.

Me alegraría recibir opiniones y propuestas…