El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Categoría: COMUNICACION (página 1 de 25)

La Marsellesa a la española… y el extraño Miguel Fleta

Hoy es quatorze juillet, le jour de la patrie, que cantaba Edith Piaf…

La fiesta nacional de Francia celebra la toma de la Bastilla en 1789, todo un mito de las revoluciones europeas, y tiene en La Marsellesa su música de fondo, pero oficialmente sólo desde 1958, no antes. Antes ni era el himno oficial de Francia ni se enseñaba en las escuelas, como ahora.

La Marsellesa era un himno guerrero, lleno de amenazas al pueblo y de sangre contraria. Tanto, que el propio gobierno francés redujo su letra a sólo algunos párrafos de su composición original…

Pero vamos al grano… ¿sabíais que también en España se cantó?. Pues, mira por donde, fue uno de los himnos del pueblo español defendiéndose en armas, en la guerra civil que siguió al golpe de estado de Franco.

Miren como la cantaba el famoso y presunto farsante tenor Miguel Fleta…

Explico lo de farsante. es una impresión. Resulta que Miguel Fleta, por lo visto, lo mismo cantó esta versión de La Marsellesa, republicana y partisana, que cantó el Cara al Sol…

Supongo que eran cosas de esas de los artistas y eso. O no.

La mentira por bandera

La entrevista a Otegi en TVE desencadena uno de los mayores ejercicios de hipocresía política de estos tiempos…

Algunos partidos, siempre de la derecha y de la extrema derecha, censuran la entrevista a un competidor izquierdista, cuyo partido está en el Congreso de los Diputados (4 diputados en la generales) y en otras instituciones por los votos de su electorado, con argumentos que no son mínimamente sostenibles. Vamos por partes:

Lo primero: Cierto, Otegi es un exetarra, que probablemente tenga relación con crímenes otras barbaridades de sangre, pero que de momento son solo suposiciones que no han sido demostradas nunca.

Y entrevistarlo es un ejercicio de normalidad para conocer el punto de vista del actor público y averiguar las opiniones de su partido; no es ni mucho menos «blanquear» a ETA.

Fíjense en la frase que aparece en la noticia citada más adelante: «blanquear» a esta formación como «brazo político» del franquismo que no ha condenado ni pedido perdón por sus crímenes»…

No, evidentemente la nota o lo que sea -no se aclara- que han difundido los partidos del trifachito no dice «del franquismo», por dios, dice «de ETA»; que no lo mismo pero que vale casi igual. Sólo que el «brazo político» del franquismo, que también está en el Congreso es VOX, uno de los que se oponen a la entrevista a Otegi.

Para mas inri es Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de VOX, blanqueado hasta la saciedad por los actuales medios comerciales de comunicación, el que afirma que Bildu -formación totalmente legal de la que Otegi es secretario general- va a ser blanqueada con esa entrevista.

Luego están los otros, PP y Cs, a los que vamos conociendo por sus obras en esta espiral simbólica -no realista- en la que vivimos los españoles: fuera centros de memoria, fuera programas europeos para la reducción de la contaminación, fuera carteles contra la violencia machista, fuera citar nombres propios en estudios sobre la represión, fuera…

Por cierto, que ya hace meses que se usa el término «blanquear» siempre referido a la izquierda y a la izquierda nacionalista en concreto, nunca a la extrema derecha que ya se trata con toda normalidad en los medios comerciales.

¿En serio no lo pillamos?

¿Bajaron las promociones públicas o se olvidaron de la utilidad de Internet?

Levemente, si, pero las empresas andaluzas dieron un paso atrás en su uso de Internet en 2017.  Si se fijan en las tablas, verán que las empresas en Internet, con menos de 10 trabajadores, descendieron el año pasado un poco, mientras el numero de empresas con Internet y página web bajaron 4 puntos.  Tras una subida el año anterior, bajan.

Sin embargo, suben considerablemente las empresas con conexión de banda ancha móvil: 6 puntos; lo que quiere decir que se cuentan como tales los teléfonos de los autónomos con Internet, como si fueran tecnología de la actividad…

(Fuente: Estudio sobre la Sociedad Digital en España, 2017)

 

La tres caras de las Fake News o #fakenews

Cansado de oír hablar de las impropiamente llamadas #fakenews y del machaconeo intencionado con el que nos castigan los medios hegemónicos, trataré de aportar algo a la cuestión con una hipótesis que propone ahondar en los significados y ofrecer nuevas definiciones del concepto.

Esto es porque considero que no existe un sólo tipo, así en genérico, de #fakenews sino varios: al menos tres; y que todo intento de unificación sólo persigue confundir a la peña.

Primero quiero dejar constancia de que las #fakenews no son las simples noticias falsas ni las mentiras ni los embustes de toda la vida, sino algo más profundo y desde luego más y, a veces, peor intencionado.

Propongo tres tipos y/o categorías distintas y lo hago con sus etiquetas y siguiendo el anglicismo que tanto ha prosperado:

 

Real Fake News (#realfakenew)

Son los bulos, noticias directamente falsas y generalmente poco creíbles y hasta absurdas que tratan de enredar a la gente incauta y de leve inteligencia. Suelen ser zapatazos burdos hechos por gente grosera y descomunal. Como digo, sólo engañan a bobos y bobas, aunque son repercutidas por gente pervertida aparentemente inteligente y consciente de la inmensidad de su público objetivo tanto como del daño sistémico que hacen.

Official Fake News (#officialfakenew)

En realidad hablamos de pura propaganda.  Pero por afinar diremos que son aquellas noticias difundidas por gobiernos, gobernantes y gente afín que, con mentiras manifiestas, tratan de conducir a la opinión pública a creencias falsas sobre los hechos de gobierno y sus circunstancias, sobre las razones de estos hechos y decisiones o sobre los resultados de su gestión. Suelen engañar a la gran mayoría de la población votante y tiene resultados catastróficos para el buen ir de nuestra sociedad y para nuestro bienestar y progreso Son las realmente peligrosas y las que, a mi juicio, habría que combatir si titubeos

Fake Fake News (#fakefakenew)

Son noticias ciertas, documentadas y generalmente relevantes, pero que no convienen a la estrategia de propaganda del poder ni de sus propietarios y adláteres. La táctica de descalificación de las mismas ante la opinión pública suele apoyarse en las Official Fake News referidas anteriormente. Tratando de confundirlas con los bulos ante la opinión pública, son el objetivo real de la actual campaña del aparato del Estado y sus medios públicos y arrendados (que son los más).

 

Y lo más curioso de todo este montaje es que las recetas oficiales para detectar las #fakenews, que insisten sobre todo en identificar las fuentes,  son perfectamente aplicables en todos estos casos, siempre que consideremos que siempre es la certeza la que determina la credibilidad de la fuente y no la fuente la que siempre respalda la certeza de la noticia.

Como dije, lanzo una hipótesis para la definición de las genéricamente llamadas #fakenews.

Me alegraría recibir opiniones y propuestas…

Anunciar el uso de un lavavajillas desinfectante como anticonceptivo sin decirlo expresamente…

Eso era Lysol hace algunas décadas: un desinfectante orientado a la limpieza doméstica que fue objeto de una reconstrucción de marca tremenda.  Lysol se vendía y se publicitada en las más variadas publicaciones también para su uso en la «higiene femenina», con un discurso que aludía a la limpieza y el buen olor genital.  Pero en realidad se trataba de un eufemismo: en unos Estados Unidos en los que estaba prohibido el control de la natalidad, Lysol se usaba como anticonceptivo, recomendándose su uso como lavado tras el coito…

Este vídeo, que me sorprendió en su día, lo cuenta.  Muy visual, pero en inglés…

La medicina, que al principio calló, y la aparición en los 60s de los anticonceptivos legales, finalmente acabaron con este llamativo uso.

Lysol sigue hoy vendiéndose, aunque ahora para sus fines naturales, como Mistol y tantos otros.

Gaviotas, charranes y otros pájaros: Un entretenimiento sobre el significado de los símbolos…

Un símbolo es un signo, una imágen básica, que establece una relación de identidad con una realidad, generalmente abstracta, a la que evoca o representa.   Cuando los símbolos se corresponden con figuras directamente asimilables con animales, plantas y otros elementos de esa realidad, se produce un trasvase de significados.  Independientemente de la intención primera de quien elevó tal o cual imágen básica a la categoría de símbolo, el mismo se interpreta acepcionalmente con esos otros significados que provienen de los contextos originales de la imagen simbolizada.

O sea, que si tu tomas un olivo cómo símbolo o un pez o una chimenea con humo, aquello que tu pretendes simbolizar se asociará también -ojo, también- a la casualidad semántica propia del olivo, del pez o de la chimenea con humo.  Y eso es lo que viene pasando con la gaviota del PP…  que ahora quieren confundir con un charrán para evitar la asociación con  la basura que tan habitualmente conforma el hábitat de las poblaciones urbanas de las gaviotas.

– ¡Valiente tontería!, dirán ustedes.

Y sí, lo es; pero ilustrativa y muy entretenida. Vayamos al grano…

Esta es la evolución de logo conservador. Observen la silueta de las gaviotas:

Y estas son siluetas de gaviotas reales:

Como habrán observado, la gaviota que anda por los vertederos tiene la cola cortita, como la silueta del símbolo de Partido Popular que, para más inri, se la recorta aún más en la evolución más reciente de su logo.

Sin embargo el charrán que ahora reivindican, porque principalmente no es asociable a la porquería porque no anda con la basura, tiene una colita más pizpireta y más larga:

De lo que podemos deducir que, si en el terreno simbólico hubieran pensado siempre en un charrán, habrían destacado su larga y distintiva colita, en forma de V, y no, precisamente, la habrían recortado hasta hacerla desaparecer.

Y también deducimos que cuando en los estatutos del Partido Popular se dice literalmente que su logotipo, retocado recientemente, «está formado por las siglas de la formación coronadas con una gaviota perfilada, conjunto enmarcado por un círculo, todo en color azul», no es porque el redactor se confundiera en su día, como tambíen andan diciendo por ahí.

Más, porque según se dice en los estatutos anteriores del partido: «Las siglas del Partido Popular son PP y su logotipo está integrado por las palabras ‘Partido Popular’ cobijadas bajo un símbolo que representa una gaviota con las alas desplegadas» (Disposicíón general 3 del Estatuto del PP de 2008).

 

Corolario: Si el PP no quiere que en su logo haya una gaviota, porque ésta se asocia a la basura y la basura a la corrupción, lo que tiene que hacer es quitar el pájaro de enmedio y dejar de enredarse en tramas florentinas .

 

PD.- Cómo este es un blog de comunicación y esas cosas, no entraré en valorar la existencia de otro tipo de pájaros -esta vez figuradamente- que también influyen y mucho en la imagen de esta organización.

 

 

El Real Instituto Elcano, que ha editado mi versión de la primera vuelta al mundo de Pigafetta…

Ando pagado de mi mismo estos días, porque el Real Instituto Elcano ha elegido mi versión actualizada del «Primer viaje alrededor del Globo» de Antonio Pigafetta, la que realicé para la Fundación Civiliter, para editarlo impreso y distribuirlo entre autoridades, grandes empresarios y consejeros del conocido think tank español.

Y lo ha prologado el presidente del Real Instituto, Emilio Lamo de Espinosa, quien ha reconocido a la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022 como promotora de las conmemoraciones del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo…

La edición del Real Instituto Elcano, en PDF, puede con seguirse aquí.  La edición digital, en EPUB, de la Fundación Civiliter, en este enlace.

 

« Siguientes entradas