El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Categoría: INNOVACION (página 1 de 2)

Google y Andalucía

La compañía global Alphabet, propitaria de la todopoderosa Google, ha vuelto a anuncia inversiones para asegurar su red y construir nuevos centros de datos. Lo ha hecho en Finlandia, por valor de 3.000 millones de dólares.

No es ni la primera ni la última vez que Google hace o anuncia grandes inversiones, dirigidas a la compra de futuros eléctricos verdes o a la extensión de su infraestrutura física.

Un centro de datos es todo un complejo industrial, una gigantesca instalación de hardware, que suele dar grandes cantidades de trabajo de calidad y que dinamiza completamente la zona donde se ubica. Vamos, que es un dulce.

Un dulce que a Andalucía no parece interesarle. Desde hace años, un servidor lleva alertando de las posibilidades -sobretodo geopolíticas, pero también de estructura- que puede tener nuestra comunidad para aspirar a uno de eso centros de datos de Google. Tenemos la puerta de un espacio con riesgos de cobertura, hacia el este y hacia el inmenso sur; tenemos las fuentes de energía que necesitan, tenemos espacios seguros, tenemos…

Pero no tenemos ni políticos ni gestores que sean capaces de mirar más arriba del suelo que pisan y, por tanto, incapaces de ponerse metal altas para el desarrollo andaluz.

La última intentona ha sido a través del proyecto ‘El faro’, con el que se pretendía crear, con la excusa del [minimizado] V Centenario de la Vuelta al Mundo, un centro de supercomputación -si, por ejemplo, el mismo de la UE que finalmente se lleva Barcelona- que además sociabilizara el big data de todo el mundo, un poner: el de las smart cities y otras smart things, ahora en manos privadas.

Ni siquiera la existencia de un borrador de proyecto y los contactos preliminares habidos con Google, IBM y otras compañías han animado a nuestros electos representantes a tomar un poco en serio la cuestión y poner mesa enmedio para hablar con unos y con otros, evaluando así nuestras verdaderas posibilidades.

Yo creo que ni lo han entendido. Todavía.

Altadis… ¿qué será de Altadis, my good?

Hace algunos años propusimos al Ayuntamiento, que aceptó con la boca chica, que allí fuera ubicado un centro de tratamiento de big data con fines sociales y científicos, también comercial, que la información vale dinero y vende muy bien. Un supercomputador para sacarle jugo a los miles de millones de datos de cada día, cada hora, cada segundo, se generan con las aplicaciones smart y con el tratamiento informatizado de los mismos.

En la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022 llamamos a aquel proyecto «El faro», porque pensábamos que sería un homenaje a los marinos que navegaron desde la ciudad por todos los mares del mundo, como la expedición de Magallanes-Elcano de la que ahora se cumplen 500 años de su Partida.

La idea era construir algo cooperativamente, compartiendo inteligencia y proyectos entre las grandes tecnológicas, las universidades, las organizaciones de la sociedad civil… y que su resultados, en forma de datos procesados y de información nueva y relevantes se distribuyera a toda la sociedad. Progresar juntos, sin islas ni taifas…

En el alma del proyecto estaba el favorecer la accesibilidad en todas las escalas de la sociedad y el conocimiento colaborativo, facilitando los trabajos y las investigaciones (científicas, económicas, sociales…) que requieren el manejo de gran cantidad de datos.

Pensamos que podría ser «el Archivo de Indias del siglo XXI»…

Pero va a ser que no. El Ayuntamiento de Sevilla, que era quien debería liderar aquello ni lo llegó a entender. O no quiso hacerlo. Agua.

Al final, el nuevo supercomputador de la Unión Europea, recayó en Barcelona. Aquí ni se peleó por él. Agua otra vez.

Pero ahora, a punto de cumplirse el V Centenario de la Partida de la Armada que dio por vez primera la vuelta al mundo y cambió con ello nuestra concepción del globo, con la carga innovadora que desplegó aquel conocimiento, nos atreveríamos a pedir humildemente que consideraran la posibilidad de crear en Altadis un laboratorio social (lab), un espacio para que la sociedad civil intercambie y coopere, para que fluya la información de vanguardia y se discutan los problemas de la ciudad, del territorio, del mundo.

No creo que sea mucho pedir que consideren la posibilidad. Claro que como no tenemos padrino…

El FODA mejor que el DAFO. Y luego, sin duda, el MECA…

Es curioso que aqui se llame DAFO al análisis más popular de entorno del mundo, poniendo por delante la D de Debilidades de nuestra organziación. No me negarán que es un enfoque tela de pesimista, cuando es la F de Fortalezas lo primero que deberíamos considerar en nuestra empresa: ¿Cuales son nuestra fortalezas, que es lo mejor que tenemos…?

Yo personalmente suelo enfocarlo como FODA, ya sabéis: parto de lo bueno que tengo, de las oportunidades que se me brindan y luego analizo que es lo que le puede estorbar a mis planes. En esto hago algo paracedido a los angloparlantes, que llaman SWOT, empezando por la S de Strengths, sus análisis.

Dicho esto a modo de preámbulo, dejamos atrás el FODA y el SWOT y vayamos al CAME. ¿Demasiadas siglas?  No, sólo códigos… 😉

El CAME o método MECA, en línea con nuestro postulado, es una forma de complementar el FODA, un paso adelante.

Son iniciales que responden a los términos Mantener, Explotar, Corregir, Afrontar; respectivamente, de las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas.

Lean sobre ello, infórmense y valoren, porque son realmente las propuestas estratégicas las que cuentan y no el análisis. Ya hecho éste, claro…

El futuro del trabajo: ocho escenarios

¿Cual será el futuro del trabajo?.  Hay tres elementos en juego, que pueden ser determinantes: el cambio tecnológico y su impacto en los modelos de negocio, la evolución del aprendizaje entre los trabajadores y, por último, la magnitud de la movilidad laboral.

La combinación de tales elementos da ocho escenarios posibles para el futuro del mundo laboral, que no los enumero: lo enseño sintetizados a partir de una infografía sobre la base del World Economic Forum de enero de 2018:

¿Bajaron las promociones públicas o se olvidaron de la utilidad de Internet?

Levemente, si, pero las empresas andaluzas dieron un paso atrás en su uso de Internet en 2017.  Si se fijan en las tablas, verán que las empresas en Internet, con menos de 10 trabajadores, descendieron el año pasado un poco, mientras el numero de empresas con Internet y página web bajaron 4 puntos.  Tras una subida el año anterior, bajan.

Sin embargo, suben considerablemente las empresas con conexión de banda ancha móvil: 6 puntos; lo que quiere decir que se cuentan como tales los teléfonos de los autónomos con Internet, como si fueran tecnología de la actividad…

(Fuente: Estudio sobre la Sociedad Digital en España, 2017)

 

Cambios de vértigo, que dejarán a mucha gente atrás si no despabilamos…

Preciso o sólo aproximado, lo que me pregunto es cuánta gente conoces, de esa gente que te rodea no de la ficción de lo virtual, que creas que va a ser capaz de salir adelante sin perderse de estas evoluciones.  Piensa en cuanta gente se ha quedado en la brecha con la simple -ahora la vemos simple…- llegada y la posterior generalización de los ordenadores a nuestra sociedad.

Ahora le evolución es logarítmica y, por ende, la brecha crecerá también exponencialmente.

La otra pregunta puede ser en qué carajo estarán pensando, si es que están pensando en algo, esas administraciones e instituciones que tan bien y con tanto esfuerzo costeamos…

Os emplazo a leer este artículo del MIT y darle unas vueltas a la cuestión:

technologyreview.es/18-cambios-exponenciales-que-nos-esperan-en-2018

Suerte.

·

 

Saber trabajar con nuevas ideas para la #innovacion en lo público

Como dice la gente de Nesta, «Las nuevas ideas son clave para el progreso humano, la prosperidad y la felicidad. En un mundo que cambia rápidamente, necesitamos nuevas ideas para afrontar los grandes desafíos que enfrentamos y capacitar a la gente para dar forma al futuro».

Lo que pasa es que a las estructuras públicas, por su falta de agilidad y escasa eficacia, les cuesta trabajo no sólo facilitar la incorporación de nuevas ideas a sus análisis y procesos sino, incluso, su detección.

La innovación en la administración pública es tan imposible como imposible es que, desde su lógica, se acepte que la cooperación -la cooperación real, se entiende, no la propagandística…- es la única vía: la cooperación con la sociedad civil, con sus organizaciones pero también con sus individuos.

Para eso hay que cambiar actitudes y desarrollar ciertas habilidades.  En Nesta han preparado este cuadro, para ir orientándose…

 

 

Mmmm

« Siguientes entradas