El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Categoría: INTELIGENCIA (página 1 de 2)

1880: La España de los pueblos que se cargó la intolerancia…

En San Sebastián se público desde 1880 una revista, de esas que se ampararon en el estudio del recién nacido Folk-Lore, como las de Antonio Machado y Álvarez en Sevilla, que llevaba como cabecera «Euskal-Erria».

La dirigía José Manterola Beldarraín, filólogo, profesor del Instituto de San Sebastián, director de la Biblioteca Municipal de esa ciudad y director de El Diario de San Sebastián.

O sea, que no era un friki. Y digo esto porque voy a transcribir el primer texto del primer número de esa revista. A modo de presentación, Manterola dibuja una España deseada en la que todos los pueblos son bienvenidos y deseados, sin perder ni un ápice de la cultura y las costumbres de cada uno de ellos.

Un texto positivo y deseable y que, como es del dominio público, fulminaron los de los puños y las pistolas. Este es, léanlo con la ortografía que fue escrito, con detenimiento, si les apetece. Para mi no tiene desperdicio.

«No hay quizás un solo pais, que en medio de su unidad geográfica y política, ofrezca mayor variedad que la península española.

Amalgama de muchos, variados y diversos elementos, distintos en su origen, en su historia, en sus costumbres, y en su manera de sér, confundidos al cabo de siglos de luchas y de antagonismos en el crisol de una sola nacionalidad, ni el tiempo, ni las constituciones políticas, ni la centralizacion administrati va y económica, han sido bastantes á hacer desaparecer los rasgos típicos de cada una de sus múltiples regiones.

Cataluña y Valencia, Nabarra y Aragon, Asturias y Galicia, Murcia y Extremadura, Leon y Castilla, Andalucía y las Provincias Bascongadas, con todo y ser partes integrantes de un mismo reino y vivir unidas con los lazos de una constitucion común, en nada se parecen entre sí, conserva todavía cada una de ellas sus tipos propios, los caractéres, las costumbres, las tradiciones, los hábitos, las fiestas especiales y peculiares, y hasta la lengua y los dialectos nacidos de la diversidad de su origen, y desarrollallos al calor y a través de una larga y no interrumpida sucesión histórica.

De ahí que España ofrezca al extranjero un panorama constantemente nuevo, que no puede menos de llamar su atencion, haciéndole admirar esa inmensa variedad dentro de la unidad; de ahí que los cuadros que se han pintado acerca del carácter y las costumbres españolas nunca se ajusten al modelo y sean espejo de la verdad, como la pintura no sea puramente parcial y se limite á determinadas regiones de la península: y es que cada una de éstas, si es diversa por su suelo, sus frutos, su horizonte y sus paisages, lo es más aun, por los rasgos que determinan la fisonomía de sus moradores, por sus costumbres, sus aficiones, sus aptitudes, sus trages, y aun por su manera de hablar y de vivir.

¿Es un mal quizás esta pintoresca variedad de matices y de caractéres, como pretenden los que sueñancon fundir y asimilar los diversos elementos componentes de la nacionalidad española en un estrecho molde comun, identificando los intereses de todos los pueblos, borrando los varios dialectos, interrumpiendo las tradiciones, y uniformando los trajes. las costumbres y las literaturas de tantas gentes todavía extrañas entre sí?

Creemos sinceramente que nó; creemos más, que esa fusion, ó por mejor decir, esa confusion, nunca se llevará á efecto de una manera total y completa, porque es tan imposible, como que el suelo pobre y montañoso de nuestras Provincias Bascongadas se asemeje á las ricas y fértiles llanuras andaluzas, y nuestro carácter sério y grave se trueque en el alegre, chancero y decidor de los hijos del Mediodía; y creernos, por último, que aun de realizarse esa pretendida y total asimilacion, sin producir fruto alguno, ni una sola ventaja, acabaría con uno de los rasgos que mas distinguen y singularizan á España, su misma variedad característica.

Y asi como cuando se trata del trazado de un parque ó de un jardín, de la construccion ó el ensanche de un pueblo ó de un edificio, ó de la produccion de una obra de arte cualquiera, el artista, atento siempre á la belleza, jamás se olvida, sin detrimento de las reglas estéticas, del principio fundamental de la variedad en la unidad, nosotros creemos que España, sin desatar los lazos que pueden contribuir á hacer de ella una nación poderosa, debe tender á la conservacion de los antiguos rasgos que determinan el sello especial de cada. una de sus variadas y heterogéneas comarcas.

Pretender lo contrario es, en nuestro concepto, buscar la unión, que no es la simple subordinacion, en actos de puro formalismo y de aparato exterior que nunca tienen la fuerza que los lazos que engendran el afecto y el cariño, y que nacen de la mútua consideracion y de la comunidad de intereses; es querer convertirir. sin provecho para nadie, á los pueblos en ejércitos uniformes, á los hombres en autómatas.

Conformes en este punto con el eminente poeta y narrador español Pedro A. de Alarcon, creemos que por lo mismo que la actual civilizacion niveladora va arrebatando cada día algo de su peculiar carácter á los dititentes reinos, á las distintas razas, á las diversas regiones que constituyen la confederacion llamada España, hoy mas que nunca se hace necesario retejer y consignar en libros y revistas, en albums, lienzos, grabados y fotografías, las historias parciales, las tradiciones, las consejas, las costumbres, las leyes, los hábitos, los usos y modismos, los cantos y las leyendas de cada una de estas comarcas, para enriquecer con ellas el comun tesoro de la historia nacional.

Y esto que viene haciéndose con provecho en casi todas las provincias españolas, en las que cada día aparecen nuevas bibliotecas y revistas especiales de carácter local, como sucede en Cataluña, Aragon, Asturias, Galicia, Valencia y Andalucía, es lo que nos proponemos realizar, en la medida de nuestras fuerzas, con relación á la regiónan Euskara, la mas distinta, la mas típica, á no dudarlo, de entre todas las que forman la nacionalidad española. «

Ahí lo dejo.

El Club Bilderberg, este año en Turin…

La reunión del Club Bilderberg -aka ‘Los amos del mundo’-  tiene lugar desde ayer y hasta el domingo en Turín, con 131 participantes de 23 países.

La regla Chatham está vigente: se puede decir qué, pero no quien.

Los temas clave para la discusión de este año incluyen:

  1. Populismo en Europa
  2. El desafío de la desigualdad
  3. El futuro del trabajo
  4. Inteligencia artificial
  5. Los Estados Unidos antes de los exámenes de mitad de período
  6. Libre comercio
  7. Liderazgo mundial de los Estados Unidos
  8. Rusia
  9. Computación cuántica
  10. Arabia Saudita e Irán
  11. El mundo de «pos-verdad»
  12. Eventos actuales

La lista de invitados es la siguiente, para que ustedes saquen sus propias conclusiones y traten de averiguar a qué se va allí, ya que no están permitidos los periodistas…:

Seguir leyendo

Cambios de vértigo, que dejarán a mucha gente atrás si no despabilamos…

Preciso o sólo aproximado, lo que me pregunto es cuánta gente conoces, de esa gente que te rodea no de la ficción de lo virtual, que creas que va a ser capaz de salir adelante sin perderse de estas evoluciones.  Piensa en cuanta gente se ha quedado en la brecha con la simple -ahora la vemos simple…- llegada y la posterior generalización de los ordenadores a nuestra sociedad.

Ahora le evolución es logarítmica y, por ende, la brecha crecerá también exponencialmente.

La otra pregunta puede ser en qué carajo estarán pensando, si es que están pensando en algo, esas administraciones e instituciones que tan bien y con tanto esfuerzo costeamos…

Os emplazo a leer este artículo del MIT y darle unas vueltas a la cuestión:

technologyreview.es/18-cambios-exponenciales-que-nos-esperan-en-2018

Suerte.

·

 

Magallanes, #Sevilla y el XII Centenario de la Primera Vuelta al Mundo: cuestión de entenderlo

Vas al cine en #Sevilla, en la misma Sevilla en la que tanto trabajo está costando que se comprenda la enorme importancia de la Primera Vuelta al Mundo, de Fernando de Magallanes en la historia trascendente del mundo, del V Centenario en 2019 de aquellos hechos que cambiaron nuestra historia global para siempre…

Vas al cine en Sevilla a ver una peli de ciencia ficción, de enorme presupuesto, una peli de Luc Besson que se llama «Valerian y la ciudad de los mil planetas»: todo un espectáculo, una superproducción que aconsejo para disfrutar…

Vas al cine en Sevilla, te sientas en tu butaca, con tu refresco y tus palomitas; se apaga la luz, pasan los anuncios, comienza al fin la película…

Y te encuentras con esto:

 

Y piensas, apesadumbrado, que aquí no acabamos por enterarnos, que pasamos hasta de nuestras propias fortalezas, que tenemos una cultureta endeble y medio ciega…

¡Con la de provecho que le podría sacar esta ciudad de Sevilla al hecho de haber sido el principio y el final de aquella epopeya de Magallanes y Elcano, aquella que dio origen a la globalización, aquella que es conocida, valorada y famosa en todo el orbe… ! ¡Aquella que los guionistas de Hollywood creen hoy que se recordará y seguirá siendo un símbolo global hasta en el siglo XXVIII…!

¡Que pena!.

Saber trabajar con nuevas ideas para la #innovacion en lo público

Como dice la gente de Nesta, «Las nuevas ideas son clave para el progreso humano, la prosperidad y la felicidad. En un mundo que cambia rápidamente, necesitamos nuevas ideas para afrontar los grandes desafíos que enfrentamos y capacitar a la gente para dar forma al futuro».

Lo que pasa es que a las estructuras públicas, por su falta de agilidad y escasa eficacia, les cuesta trabajo no sólo facilitar la incorporación de nuevas ideas a sus análisis y procesos sino, incluso, su detección.

La innovación en la administración pública es tan imposible como imposible es que, desde su lógica, se acepte que la cooperación -la cooperación real, se entiende, no la propagandística…- es la única vía: la cooperación con la sociedad civil, con sus organizaciones pero también con sus individuos.

Para eso hay que cambiar actitudes y desarrollar ciertas habilidades.  En Nesta han preparado este cuadro, para ir orientándose…

 

 

Mmmm

La secuencia que domina el mundo, según Assassins Creed

Contextualizo: Este es un corte de una película de entretenimiento basada en un video juego: Assassin’s Creed.  No creo equivocarme si digo que es una película para adolescentes.

En teoría hubiera bastado con cierto misterio, algo de exotismo y una acción atrayente…  Pero hasta en este tipo de soporte se nos dan claves para que entendamos en qué mundo nos movemos y, por deducción, cuánta estupidez podemos alcanzar como masa, individuo a individua.

Os animo a que veáis el corte -poco más de 1 minuto- y que le deis una pensadita.  Quizás lo único irreal sea esa organización que está por encima del mundo, sólo quizás…

Y si queréis lo comentamos.

SMART CITIES vs. CIUDADES INTELIGENTES: Más que una cuestión de matices…

A ver, lo que quiero decir enfrentando ambos conceptos es que, por muchas revueltas idiomáticas y/o semánticas que queramos dar, una cosa es una ciudad inteligente y otra una smart city.  Aunque haya quien quiera que se confundan los conceptos, no se si interesadamente -no entendería un «para qué»- o por simple ligereza…

Por partes. Definamos inteligencia que, según el DRAE en sus tres primeras acepciones,  es la «capacidad de entender o comprender» o la «capacidad de resolver problemas» o mismamente el «conocimiento, comprensión, acto de entender»…  ¿Que quiere decir eso? Pues que el sentido de la inteligencia se relaciona con la comprensión de las cosas y con la solución de los problemas.  En cierta ocasión oí decir a Jose Antonio Marina, hablando de las ciudades, que «la inteligencia es la capacidad de resolver cuestiones nuevas con conocimientos viejos»; o sea, encontrar explicación y soluciones para asuntos que se presentan imprevistamente y con características no conocidas hasta el momento, acudiendo a lo que ya sabemos de antemano.  La información no es la inteligencia, la inteligencia es lo que se deduce del uso práctico que damos a la información.

Y a eso no alcanza una smart city. Una smart city se limita a dotarse de instrumentos que obtienen y procesan información y que, como consecuencia, facilitan la administración automática de determinados procesos y procedimientos.  A lo más que puede aspirar es a la aplicación de la inteligencia articial, que no es otra cosa que una aproximación informática a la inteligencia humana.

Porque la inteligencia sin emociones es incompleta.  Una de las funciones clásicas de la inteligencia es el conocimiento que desemboca en la producción de la ciencia y la técnica. Sin embargo, este proceso así limitado fracasa en el campo del afecto, la convivencia y, en definitiva, de la propia felicidad humana.

Aparece la dimensión social de la inteligencia, en tanto capacidad de la naturaleza y la condición humana. Asi podemos hablar del grupo inteligente y decir que es aquel que favorece la creatividad de sus componentes y promueve la acción, pasando así a la forma de felicidad compartida, incitando la capacidad de colaboración de las personas.

La ciudad inteligente es, pués, aquella que está en mejores condiciones de servir al ciudadano, facilitando y estimulando la acción de sus habitantes. La ciudad inteligente es aquella que acoge a ciudadanos capaces de transitar proyectos posibles a proyectos reales, creando una cultura urbana diferente, y embarcados en la tarea de perseguir la felicidad personal y colectiva.

¿Y por qué todo esto? Pues porque la novelería imperante y la presión de los medios de comunicación, olvidados definitivamente sus funciones sociales, están haciendo que se suplante el concepto de ciudades inteligentes por el de smart cities y esa reducción no la podemos permitir.  Porque salimos perdiendo como sociedad.

Me parece fantástico todo eso de la IA, me confieso early adopter y hasta un poco friqui de la tecnología, pero no podemos perder el concepto y la misión real de una ciudad inteligente, de una humanidad inteligente.  Como caigamos en esa trampa, la que supone confundir inteligencia con sistemas informáticos, vamos literalmente de culo.  Con perdón.

Así que dejemos convivir ambos conceptos, distinguiendo higiénicamente tal de cual, y prosperemos en ambas direcciones.  Sin fastidiar nada.

« Siguientes entradas