El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Categoría: INTELIGENCIA (página 1 de 2)

Cansado de tantos intereses de parte y de estrategias para frenar el progreso social de España…

¿Para cuando una Asociacion de Abogados Progresistas, que nos defienda, querrellándose o denunciando efectivamente ante los tribunales de justicia, de los ataques a la sensibilidad de quienes no estamos por la caspa ni por las creencias particulares de cada cual en una democracia social y un estado de derecho?

Frente a las estupideces de los procesos como el del coño insumiso, frente a los nombramientos de vírgenes y santos de una creencia concreta como hérores del Estado y de sus políticas, frente a políticos electos desfilando en procesiones y presidiendo actos caducos… frente al entregismo de nuestros representantes, en pleno siglo XXI, ante tradiciones de otros tiempos, que suponen un freno, cuando no un retroceso en las conquistas del estado democratico y social… frenta a los dictados del calendario de una iglesia entre tantas…

Hay a quienes nos ofende que los representantes publicos desfilen en procesiones, celebren fiestas y adapten su calendario y el nuestro a las celebraciones de una religión concreta, acudan a actos de antiguas familias golpistas, rindan pleitesia a tradiciones y creencias de parte, se callen ante ofensas historicas contra el pueblo…

Y estamos desvalidos frente a los ataques organizados de los que siempre se han opuesto -.documentado- al progreso, defendiendo su beneficioso estatus -documentado- y de los que han frenado a España -documentado- conscientemente durante siglos y siglos.

¿O es que no hay abogados progresistas?

Google y Andalucía

La compañía global Alphabet, propitaria de la todopoderosa Google, ha vuelto a anuncia inversiones para asegurar su red y construir nuevos centros de datos. Lo ha hecho en Finlandia, por valor de 3.000 millones de dólares.

No es ni la primera ni la última vez que Google hace o anuncia grandes inversiones, dirigidas a la compra de futuros eléctricos verdes o a la extensión de su infraestrutura física.

Un centro de datos es todo un complejo industrial, una gigantesca instalación de hardware, que suele dar grandes cantidades de trabajo de calidad y que dinamiza completamente la zona donde se ubica. Vamos, que es un dulce.

Un dulce que a Andalucía no parece interesarle. Desde hace años, un servidor lleva alertando de las posibilidades -sobretodo geopolíticas, pero también de estructura- que puede tener nuestra comunidad para aspirar a uno de eso centros de datos de Google. Tenemos la puerta de un espacio con riesgos de cobertura, hacia el este y hacia el inmenso sur; tenemos las fuentes de energía que necesitan, tenemos espacios seguros, tenemos…

Pero no tenemos ni políticos ni gestores que sean capaces de mirar más arriba del suelo que pisan y, por tanto, incapaces de ponerse metal altas para el desarrollo andaluz.

La última intentona ha sido a través del proyecto ‘El faro’, con el que se pretendía crear, con la excusa del [minimizado] V Centenario de la Vuelta al Mundo, un centro de supercomputación -si, por ejemplo, el mismo de la UE que finalmente se lleva Barcelona- que además sociabilizara el big data de todo el mundo, un poner: el de las smart cities y otras smart things, ahora en manos privadas.

Ni siquiera la existencia de un borrador de proyecto y los contactos preliminares habidos con Google, IBM y otras compañías han animado a nuestros electos representantes a tomar un poco en serio la cuestión y poner mesa enmedio para hablar con unos y con otros, evaluando así nuestras verdaderas posibilidades.

Yo creo que ni lo han entendido. Todavía.

A elecciones, que Cataluña no es España… ¿no es eso?

Pues no: los catalanes también son España, aunque suene raro decirlo.

Es más, los independentistas catalanes son una España a la que han decepcionado largamente los tejemanejes y las oscuridades de la clase política madridita.

Ya lo sé, en el caso catalán, algunos de los independentistas son una masa de gente que medio se ha tragado la farsa de su burguesía imperante, esa que tiene tanto que callar salvo en los tribunales. Sólo se lo ha tragado a medias, que otra cosda es lo que construyen las televisiones y el resto de la caterva de la prensa alquilada.

El relato de la razón catalana pasa necesariamente por lo que dicen sus votos. Y sus votos dicen que -a menos que nos carguemos el sistema electoral español, que bien estaría- que tienen a 22 diputados electos soberanistas y otros 7 que lo toleran a su manera.

El discurso poselectoral de Sánchez no ha querido contar con la parte izquierdista de esos votos, los de ERC, que junto con Unidas Podemos le habrían dado una mayoría absoluta holgada, por extrañas razones.

Yo lo achaco pricipalmente a sus encuestas y no tanto a las presiones de los eternos entorpecedores de España: los bancos, los grandes propietarios, los grupos conservadores o monárquicos… esos que históricamente han tenido a España frenada de todo progreso.

En esas encuestas se resalta que, electoralmente, en el resto de España se usa toda referencia a Cataluña, la primera región económica del pais, como poco más que una excusa. Para la mayoría de los españoles que votan, indocumentadamente, los catalanes son los malos y no hay que jugar con ellos, porque son malos…

Pero son España, digan lo que digan en Cataluña y jueguen a lo que jueguen en Madrid.

Y la política es negociación y cintura. Y 15 diputados son (eran) 15 diputados. Los que hacían falta.

Claro que Sánchez quizás tenga otros patrones…

Altadis… ¿qué será de Altadis, my good?

Hace algunos años propusimos al Ayuntamiento, que aceptó con la boca chica, que allí fuera ubicado un centro de tratamiento de big data con fines sociales y científicos, también comercial, que la información vale dinero y vende muy bien. Un supercomputador para sacarle jugo a los miles de millones de datos de cada día, cada hora, cada segundo, se generan con las aplicaciones smart y con el tratamiento informatizado de los mismos.

En la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022 llamamos a aquel proyecto «El faro», porque pensábamos que sería un homenaje a los marinos que navegaron desde la ciudad por todos los mares del mundo, como la expedición de Magallanes-Elcano de la que ahora se cumplen 500 años de su Partida.

La idea era construir algo cooperativamente, compartiendo inteligencia y proyectos entre las grandes tecnológicas, las universidades, las organizaciones de la sociedad civil… y que su resultados, en forma de datos procesados y de información nueva y relevantes se distribuyera a toda la sociedad. Progresar juntos, sin islas ni taifas…

En el alma del proyecto estaba el favorecer la accesibilidad en todas las escalas de la sociedad y el conocimiento colaborativo, facilitando los trabajos y las investigaciones (científicas, económicas, sociales…) que requieren el manejo de gran cantidad de datos.

Pensamos que podría ser «el Archivo de Indias del siglo XXI»…

Pero va a ser que no. El Ayuntamiento de Sevilla, que era quien debería liderar aquello ni lo llegó a entender. O no quiso hacerlo. Agua.

Al final, el nuevo supercomputador de la Unión Europea, recayó en Barcelona. Aquí ni se peleó por él. Agua otra vez.

Pero ahora, a punto de cumplirse el V Centenario de la Partida de la Armada que dio por vez primera la vuelta al mundo y cambió con ello nuestra concepción del globo, con la carga innovadora que desplegó aquel conocimiento, nos atreveríamos a pedir humildemente que consideraran la posibilidad de crear en Altadis un laboratorio social (lab), un espacio para que la sociedad civil intercambie y coopere, para que fluya la información de vanguardia y se discutan los problemas de la ciudad, del territorio, del mundo.

No creo que sea mucho pedir que consideren la posibilidad. Claro que como no tenemos padrino…

Comparecencia sobre el V Centenario o para qué sirve un Parlamento…

Esta semana, en el Parlamento de Andalucía, ha tenido lugar la presentación de las actividades de la Consejería de Turismo y Otras Cosas, en estas fechas tan avanzadas, para la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. Un espectáculo.

La actuación de Marín, el de Ciudadanos, era la lógica: un consejero va y cuenta, a petición propia, lo que su departamento piensa hacer y tiene presupuestado para el evento, con ocasión de una fecha de tan gran importancia para nuestro país como que el primer gran hito global del mundo y la gran hazaña española, por encima muy mucho del presunto descubrimiento de América.

Dice Marín que su consejería gastará X euros y que hará x proyectos, orientados a la efeméride y para sacar provecho de la imagen de marca española y de un acontecimiento que España ni se ha ocupado de reivindicar en estas últimos 500 años. Un país blando y sin convicción, ya saben. Bien.

El circo empieza con las intervenciones de los demás grupos que, ajenos a la propia sesión, charlando entre sus miembros con ostentoso volumen a veces, impidiendo la explicación incluso, ni echaron cuenta de lo que se informaba ni falta que hacia. Porque todos llevaban su respuesta de antemano.

No me entretendré en Vox, cuya portavoz debió leer un trabajo de historia del instituto de su chiquillo, ni en Ciudadanos-grupo, que defendió a Marín como era de esperar, ni del PP, que se limitó a alabar las bondades de la cuestión como buen socio de gobierno.

Hablaré, brevemente, de la intervención de Podemos o cómo sea que se llame ahora electoralmente, cuya portavoz desgranó una serie de barbaridades históricas y cuestiones fuera de lugar, que fueron desde el papel de las mujeres en aquella navegación hasta lo que pasaba en la época con los esclavos negros y con los gitanos, en un intento de conseguir la parálisis por el análisis, de enturbiar la historia del siglo XVI con cuestiones de ahora que, en el siglo XVI, ni se pensaban ni se planteaban. Aquí ni en ningún país del mundo, que yo sepa.

Pero sobre todo hablaré del tipo que intervino por parte del PSOE, que ni más ni menos había sido el Consejero de Turismo del anterior gobierno de la Junta. El tal Fernández -no recuerdo ahora su nombre exacto- hizo un intento atropellado de discurso en el que mintió bellacamente, diciendo que la Junta había dejado el terreno abonado para la conmemoración y que la nueva Junta, de ahora, era poco menos que desleal al no contar con ellos para su planificación y que así desperdiciarían momento tan importante de la historia de Andalucía y tan reivindicativo y tan glorioso, etc., etc., etc.

Obviamente calló que en los tropecientos años del gobierno de su partido en la Junta habían ninguneado la demanda de la sociedad civil para sacar partido de tan gran hito global, el único con alcance realmente mundial de España frente a otros, ahora considerados «regionales», y que jamás su gobierno había arbitrado y mucho menos ejecutado acción alguna para la efeméride, salvo un librito de comic y dos o tres tonterías que pasaban por allí y a las que se les puso el apellido inconsecuente del V Centenario. Y que ya va siendo tarde para enmendar lo no hecho.

Esto que contó Fernández no es ni verdad, ni leal con la ciudadanía, ni políticamente aceptable, ni siquiera digno. Como votante de izquierdas desde siempre, no quiero ni pensar que sea así todo el PSOE ni que el discurso del tal sea compartido por su grupo ni su estructura.

Esto es sencillamente pretender estorbar, charlar por charlar.

La sesión parlamentaria duró mucho más de una hora y en ella se habló de cuestiones políticas -no de lecciones de historia ni de rollos espúreos- acaso 5 o 10 minutos.

Una diputada vestida de amarillo, del grupo de Podemos o de Izquierda Unida, charlaba con otros a distancia y en voz alta, los más miraban y atendían sus móviles, muchos se ausentaron de la comparecencia, la presidenta de la Cámara pidió precisamente que quien estuviera haciendo otras cosas se saliera de la sala para no molestar a los intervinientes, el clima general era de jolgorio y desatención…

Me pregunto por qué aceptamos esto los contribuyentes y ni siquiera lo controlamos, cuando es la Cámara que nos representa a todos. Deberíamos ser mas conscientes de lo que pagamos entre todos y no sirve más que para la chanza y el entretenimiento de sus Señorias. Qué vergüenza ajena…

Visto lo visto, a la luz de la evidencia, tal vez el Parlamento debería reducirse a un pequeño consejo, sin paripés ni falsedades, en el que estuvieran representados los partidos, con sus votos pero con una sola persona en cada caso.

Aumentaría el desempleo, sobre todo en la clase política, pero los ciudadanos nos ahorraríamos tela…

1880: La España de los pueblos que se cargó la intolerancia…

En San Sebastián se público desde 1880 una revista, de esas que se ampararon en el estudio del recién nacido Folk-Lore, como las de Antonio Machado y Álvarez en Sevilla, que llevaba como cabecera «Euskal-Erria».

La dirigía José Manterola Beldarraín, filólogo, profesor del Instituto de San Sebastián, director de la Biblioteca Municipal de esa ciudad y director de El Diario de San Sebastián.

O sea, que no era un friki. Y digo esto porque voy a transcribir el primer texto del primer número de esa revista. A modo de presentación, Manterola dibuja una España deseada en la que todos los pueblos son bienvenidos y deseados, sin perder ni un ápice de la cultura y las costumbres de cada uno de ellos.

Un texto positivo y deseable y que, como es del dominio público, fulminaron los de los puños y las pistolas. Este es, léanlo con la ortografía que fue escrito, con detenimiento, si les apetece. Para mi no tiene desperdicio.

«No hay quizás un solo pais, que en medio de su unidad geográfica y política, ofrezca mayor variedad que la península española.

Amalgama de muchos, variados y diversos elementos, distintos en su origen, en su historia, en sus costumbres, y en su manera de sér, confundidos al cabo de siglos de luchas y de antagonismos en el crisol de una sola nacionalidad, ni el tiempo, ni las constituciones políticas, ni la centralizacion administrati va y económica, han sido bastantes á hacer desaparecer los rasgos típicos de cada una de sus múltiples regiones.

Cataluña y Valencia, Nabarra y Aragon, Asturias y Galicia, Murcia y Extremadura, Leon y Castilla, Andalucía y las Provincias Bascongadas, con todo y ser partes integrantes de un mismo reino y vivir unidas con los lazos de una constitucion común, en nada se parecen entre sí, conserva todavía cada una de ellas sus tipos propios, los caractéres, las costumbres, las tradiciones, los hábitos, las fiestas especiales y peculiares, y hasta la lengua y los dialectos nacidos de la diversidad de su origen, y desarrollallos al calor y a través de una larga y no interrumpida sucesión histórica.

De ahí que España ofrezca al extranjero un panorama constantemente nuevo, que no puede menos de llamar su atencion, haciéndole admirar esa inmensa variedad dentro de la unidad; de ahí que los cuadros que se han pintado acerca del carácter y las costumbres españolas nunca se ajusten al modelo y sean espejo de la verdad, como la pintura no sea puramente parcial y se limite á determinadas regiones de la península: y es que cada una de éstas, si es diversa por su suelo, sus frutos, su horizonte y sus paisages, lo es más aun, por los rasgos que determinan la fisonomía de sus moradores, por sus costumbres, sus aficiones, sus aptitudes, sus trages, y aun por su manera de hablar y de vivir.

¿Es un mal quizás esta pintoresca variedad de matices y de caractéres, como pretenden los que sueñancon fundir y asimilar los diversos elementos componentes de la nacionalidad española en un estrecho molde comun, identificando los intereses de todos los pueblos, borrando los varios dialectos, interrumpiendo las tradiciones, y uniformando los trajes. las costumbres y las literaturas de tantas gentes todavía extrañas entre sí?

Creemos sinceramente que nó; creemos más, que esa fusion, ó por mejor decir, esa confusion, nunca se llevará á efecto de una manera total y completa, porque es tan imposible, como que el suelo pobre y montañoso de nuestras Provincias Bascongadas se asemeje á las ricas y fértiles llanuras andaluzas, y nuestro carácter sério y grave se trueque en el alegre, chancero y decidor de los hijos del Mediodía; y creernos, por último, que aun de realizarse esa pretendida y total asimilacion, sin producir fruto alguno, ni una sola ventaja, acabaría con uno de los rasgos que mas distinguen y singularizan á España, su misma variedad característica.

Y asi como cuando se trata del trazado de un parque ó de un jardín, de la construccion ó el ensanche de un pueblo ó de un edificio, ó de la produccion de una obra de arte cualquiera, el artista, atento siempre á la belleza, jamás se olvida, sin detrimento de las reglas estéticas, del principio fundamental de la variedad en la unidad, nosotros creemos que España, sin desatar los lazos que pueden contribuir á hacer de ella una nación poderosa, debe tender á la conservacion de los antiguos rasgos que determinan el sello especial de cada. una de sus variadas y heterogéneas comarcas.

Pretender lo contrario es, en nuestro concepto, buscar la unión, que no es la simple subordinacion, en actos de puro formalismo y de aparato exterior que nunca tienen la fuerza que los lazos que engendran el afecto y el cariño, y que nacen de la mútua consideracion y de la comunidad de intereses; es querer convertirir. sin provecho para nadie, á los pueblos en ejércitos uniformes, á los hombres en autómatas.

Conformes en este punto con el eminente poeta y narrador español Pedro A. de Alarcon, creemos que por lo mismo que la actual civilizacion niveladora va arrebatando cada día algo de su peculiar carácter á los dititentes reinos, á las distintas razas, á las diversas regiones que constituyen la confederacion llamada España, hoy mas que nunca se hace necesario retejer y consignar en libros y revistas, en albums, lienzos, grabados y fotografías, las historias parciales, las tradiciones, las consejas, las costumbres, las leyes, los hábitos, los usos y modismos, los cantos y las leyendas de cada una de estas comarcas, para enriquecer con ellas el comun tesoro de la historia nacional.

Y esto que viene haciéndose con provecho en casi todas las provincias españolas, en las que cada día aparecen nuevas bibliotecas y revistas especiales de carácter local, como sucede en Cataluña, Aragon, Asturias, Galicia, Valencia y Andalucía, es lo que nos proponemos realizar, en la medida de nuestras fuerzas, con relación á la regiónan Euskara, la mas distinta, la mas típica, á no dudarlo, de entre todas las que forman la nacionalidad española. «

Ahí lo dejo.

El Club Bilderberg, este año en Turin…

La reunión del Club Bilderberg -aka ‘Los amos del mundo’-  tiene lugar desde ayer y hasta el domingo en Turín, con 131 participantes de 23 países.

La regla Chatham está vigente: se puede decir qué, pero no quien.

Los temas clave para la discusión de este año incluyen:

  1. Populismo en Europa
  2. El desafío de la desigualdad
  3. El futuro del trabajo
  4. Inteligencia artificial
  5. Los Estados Unidos antes de los exámenes de mitad de período
  6. Libre comercio
  7. Liderazgo mundial de los Estados Unidos
  8. Rusia
  9. Computación cuántica
  10. Arabia Saudita e Irán
  11. El mundo de «pos-verdad»
  12. Eventos actuales

La lista de invitados es la siguiente, para que ustedes saquen sus propias conclusiones y traten de averiguar a qué se va allí, ya que no están permitidos los periodistas…:

Seguir leyendo

« Siguientes entradas