El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Categoría: NUEVOS SIGNOS (página 1 de 3)

Altadis… ¿qué será de Altadis, my good?

Hace algunos años propusimos al Ayuntamiento, que aceptó con la boca chica, que allí fuera ubicado un centro de tratamiento de big data con fines sociales y científicos, también comercial, que la información vale dinero y vende muy bien. Un supercomputador para sacarle jugo a los miles de millones de datos de cada día, cada hora, cada segundo, se generan con las aplicaciones smart y con el tratamiento informatizado de los mismos.

En la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022 llamamos a aquel proyecto «El faro», porque pensábamos que sería un homenaje a los marinos que navegaron desde la ciudad por todos los mares del mundo, como la expedición de Magallanes-Elcano de la que ahora se cumplen 500 años de su Partida.

La idea era construir algo cooperativamente, compartiendo inteligencia y proyectos entre las grandes tecnológicas, las universidades, las organizaciones de la sociedad civil… y que su resultados, en forma de datos procesados y de información nueva y relevantes se distribuyera a toda la sociedad. Progresar juntos, sin islas ni taifas…

En el alma del proyecto estaba el favorecer la accesibilidad en todas las escalas de la sociedad y el conocimiento colaborativo, facilitando los trabajos y las investigaciones (científicas, económicas, sociales…) que requieren el manejo de gran cantidad de datos.

Pensamos que podría ser «el Archivo de Indias del siglo XXI»…

Pero va a ser que no. El Ayuntamiento de Sevilla, que era quien debería liderar aquello ni lo llegó a entender. O no quiso hacerlo. Agua.

Al final, el nuevo supercomputador de la Unión Europea, recayó en Barcelona. Aquí ni se peleó por él. Agua otra vez.

Pero ahora, a punto de cumplirse el V Centenario de la Partida de la Armada que dio por vez primera la vuelta al mundo y cambió con ello nuestra concepción del globo, con la carga innovadora que desplegó aquel conocimiento, nos atreveríamos a pedir humildemente que consideraran la posibilidad de crear en Altadis un laboratorio social (lab), un espacio para que la sociedad civil intercambie y coopere, para que fluya la información de vanguardia y se discutan los problemas de la ciudad, del territorio, del mundo.

No creo que sea mucho pedir que consideren la posibilidad. Claro que como no tenemos padrino…

La mentira por bandera

La entrevista a Otegi en TVE desencadena uno de los mayores ejercicios de hipocresía política de estos tiempos…

Algunos partidos, siempre de la derecha y de la extrema derecha, censuran la entrevista a un competidor izquierdista, cuyo partido está en el Congreso de los Diputados (4 diputados en la generales) y en otras instituciones por los votos de su electorado, con argumentos que no son mínimamente sostenibles. Vamos por partes:

Lo primero: Cierto, Otegi es un exetarra, que probablemente tenga relación con crímenes otras barbaridades de sangre, pero que de momento son solo suposiciones que no han sido demostradas nunca.

Y entrevistarlo es un ejercicio de normalidad para conocer el punto de vista del actor público y averiguar las opiniones de su partido; no es ni mucho menos «blanquear» a ETA.

Fíjense en la frase que aparece en la noticia citada más adelante: «blanquear» a esta formación como «brazo político» del franquismo que no ha condenado ni pedido perdón por sus crímenes»…

No, evidentemente la nota o lo que sea -no se aclara- que han difundido los partidos del trifachito no dice «del franquismo», por dios, dice «de ETA»; que no lo mismo pero que vale casi igual. Sólo que el «brazo político» del franquismo, que también está en el Congreso es VOX, uno de los que se oponen a la entrevista a Otegi.

Para mas inri es Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de VOX, blanqueado hasta la saciedad por los actuales medios comerciales de comunicación, el que afirma que Bildu -formación totalmente legal de la que Otegi es secretario general- va a ser blanqueada con esa entrevista.

Luego están los otros, PP y Cs, a los que vamos conociendo por sus obras en esta espiral simbólica -no realista- en la que vivimos los españoles: fuera centros de memoria, fuera programas europeos para la reducción de la contaminación, fuera carteles contra la violencia machista, fuera citar nombres propios en estudios sobre la represión, fuera…

Por cierto, que ya hace meses que se usa el término «blanquear» siempre referido a la izquierda y a la izquierda nacionalista en concreto, nunca a la extrema derecha que ya se trata con toda normalidad en los medios comerciales.

¿En serio no lo pillamos?

Sobre el Brexit, de fondo…

Tenía guardado en mi ordenador un recorte de la película «Brexit«, dirigida por
Toby Haynes con Benedict Cumberbatch como protagonista.

Es un momento del final, cuando el cerebro de la operación de dirigismo de la opinión pública, Dominic Cummings, comparece ante una comisión investigadora y, parece, que se sincera. Vedlo…

Pienso que si, que es necesario hacer algo, quizá lo que sea. Aunque ese algo sea tan arriesgado como parece ser el Brexit -¿arriesgado para quienes, contra qué?…- quizá merezca la pena un revulsivo que cambie las reglas del juego de la política actual y los intereses cruzados -siempre con las oligarquías, siempre en el marco capitalista- hacia otros formatos que tengan más en cuenta a la gente, a la inmensa mayoría de la gente, que no sólo tienen que ser incorporadas en la cosa política sino que tiene que ser la centralidad y el canon de esa política.

Ya digo, quizá no tan insensato; más pensado, mas inclusivo e integrador. Pero algo habrá que hacer, porque si no lo harán los otros, que ya se está viendo por donde van..

El futuro del trabajo: ocho escenarios

¿Cual será el futuro del trabajo?.  Hay tres elementos en juego, que pueden ser determinantes: el cambio tecnológico y su impacto en los modelos de negocio, la evolución del aprendizaje entre los trabajadores y, por último, la magnitud de la movilidad laboral.

La combinación de tales elementos da ocho escenarios posibles para el futuro del mundo laboral, que no los enumero: lo enseño sintetizados a partir de una infografía sobre la base del World Economic Forum de enero de 2018:

¿Bajaron las promociones públicas o se olvidaron de la utilidad de Internet?

Levemente, si, pero las empresas andaluzas dieron un paso atrás en su uso de Internet en 2017.  Si se fijan en las tablas, verán que las empresas en Internet, con menos de 10 trabajadores, descendieron el año pasado un poco, mientras el numero de empresas con Internet y página web bajaron 4 puntos.  Tras una subida el año anterior, bajan.

Sin embargo, suben considerablemente las empresas con conexión de banda ancha móvil: 6 puntos; lo que quiere decir que se cuentan como tales los teléfonos de los autónomos con Internet, como si fueran tecnología de la actividad…

(Fuente: Estudio sobre la Sociedad Digital en España, 2017)

 

La tres caras de las Fake News o #fakenews

Cansado de oír hablar de las impropiamente llamadas #fakenews y del machaconeo intencionado con el que nos castigan los medios hegemónicos, trataré de aportar algo a la cuestión con una hipótesis que propone ahondar en los significados y ofrecer nuevas definiciones del concepto.

Esto es porque considero que no existe un sólo tipo, así en genérico, de #fakenews sino varios: al menos tres; y que todo intento de unificación sólo persigue confundir a la peña.

Primero quiero dejar constancia de que las #fakenews no son las simples noticias falsas ni las mentiras ni los embustes de toda la vida, sino algo más profundo y desde luego más y, a veces, peor intencionado.

Propongo tres tipos y/o categorías distintas y lo hago con sus etiquetas y siguiendo el anglicismo que tanto ha prosperado:

 

Real Fake News (#realfakenew)

Son los bulos, noticias directamente falsas y generalmente poco creíbles y hasta absurdas que tratan de enredar a la gente incauta y de leve inteligencia. Suelen ser zapatazos burdos hechos por gente grosera y descomunal. Como digo, sólo engañan a bobos y bobas, aunque son repercutidas por gente pervertida aparentemente inteligente y consciente de la inmensidad de su público objetivo tanto como del daño sistémico que hacen.

Official Fake News (#officialfakenew)

En realidad hablamos de pura propaganda.  Pero por afinar diremos que son aquellas noticias difundidas por gobiernos, gobernantes y gente afín que, con mentiras manifiestas, tratan de conducir a la opinión pública a creencias falsas sobre los hechos de gobierno y sus circunstancias, sobre las razones de estos hechos y decisiones o sobre los resultados de su gestión. Suelen engañar a la gran mayoría de la población votante y tiene resultados catastróficos para el buen ir de nuestra sociedad y para nuestro bienestar y progreso Son las realmente peligrosas y las que, a mi juicio, habría que combatir si titubeos

Fake Fake News (#fakefakenew)

Son noticias ciertas, documentadas y generalmente relevantes, pero que no convienen a la estrategia de propaganda del poder ni de sus propietarios y adláteres. La táctica de descalificación de las mismas ante la opinión pública suele apoyarse en las Official Fake News referidas anteriormente. Tratando de confundirlas con los bulos ante la opinión pública, son el objetivo real de la actual campaña del aparato del Estado y sus medios públicos y arrendados (que son los más).

 

Y lo más curioso de todo este montaje es que las recetas oficiales para detectar las #fakenews, que insisten sobre todo en identificar las fuentes,  son perfectamente aplicables en todos estos casos, siempre que consideremos que siempre es la certeza la que determina la credibilidad de la fuente y no la fuente la que siempre respalda la certeza de la noticia.

Como dije, lanzo una hipótesis para la definición de las genéricamente llamadas #fakenews.

Me alegraría recibir opiniones y propuestas…

Cambios de vértigo, que dejarán a mucha gente atrás si no despabilamos…

Preciso o sólo aproximado, lo que me pregunto es cuánta gente conoces, de esa gente que te rodea no de la ficción de lo virtual, que creas que va a ser capaz de salir adelante sin perderse de estas evoluciones.  Piensa en cuanta gente se ha quedado en la brecha con la simple -ahora la vemos simple…- llegada y la posterior generalización de los ordenadores a nuestra sociedad.

Ahora le evolución es logarítmica y, por ende, la brecha crecerá también exponencialmente.

La otra pregunta puede ser en qué carajo estarán pensando, si es que están pensando en algo, esas administraciones e instituciones que tan bien y con tanto esfuerzo costeamos…

Os emplazo a leer este artículo del MIT y darle unas vueltas a la cuestión:

technologyreview.es/18-cambios-exponenciales-que-nos-esperan-en-2018

Suerte.

·

 

« Siguientes entradas