Es antigua, no es de ahora. La hipocresía es la clave de todas las guerras, las que dicen justas y las injustas, si es que hay guerra justa. Mentir es el alimento de las operaciones internacionales, dentro y fuera de las guerras, de los Estados.

Hoy me fijo en una noticia del Diario de Sevilla, en la que, a mi juicio, se reúnen varias de las grandes mentiras en torno a la capacidad nuclear que circulan por esta parte del mundo, la occidental, la que vive y piensa baja el paraguas único de la norma norteamericana.

https://www.diariodesevilla.es/mundo/Iran-estira-cuerda-nuclear_0_1364864082.html

Cinco notas.

1.- ¿Que hacen los USA actuando como árbitro de facto del Plan Integral de Acción Conjunta del que ellos se han ido?, ¿por qué la prensa lo sigue tratando como tal?

2.- ¿Que querrá decir que Teherán «cerró la puerta a cualquier tipo de esperanza de que pudiera replantearse su decisión de suspender algunas de sus obligaciones nucleares»? ¿Simplemente que, como los USA, deja de cumplir con un Pacto que está tocado y que sólo perjudica a los países invadibles?

3.- En este caso, ese Plan Integral lo que pretende es limitar la capacidad de Irán de fabricar su bomba atómica, pero la otra parte, los USA y la Europa y la avispa Israelí, ya tienen de eso y en abundancia. ¿Sólo limitar a una de las partes?

4.- USA mantiene sanciones internacionales bancarias y en el comercio del petróleo contra Irán, al margen del Pacto Integral. ¿Para qué sirve el Pacto pues?, ¿no es lógico que si lo incumple el más poderoso lo incumplan los más débiles?, ¿más aún cuando los más débiles temen una invasión norteamericana para la que ya se está construyendo -lo cierto es que nunca se ha dejado de construir- el escenario y la narrativa en el tiempo presente?

5.- Por último, ¿qué fuerza moral tiene Israel para decir que Teherán «ha incumplido su promesa de informar con sinceridad sobre su programa nuclear a la comunidad internacional»? ¿Con «sinceridad»? ¿Pero alguien ha actuado con sinceridad en la más oscura de las estrategias militares, con lo atómico?

Con esto sólo quiero resaltar que el discurso en torno a la potencia atómica es falso, una invención de buenos redactores que saben manipular para que en occidente nos creamos sus historias, pero que no tiene relevancia en otras partes del mundo; si acaso las lleva a otras estrategias.

En Irán también: es lo mismo. Irán, China, Rusia… todos mienten burdamente en un mundo del que deberría haber desaparecido la potencia nuclear de media y alta intensidad, que es la que sirve para fabricar bombas y hacer centrales que lo posibilitan. Que dan energía eléctrica, si: de mientras.

Pero la palma se la lleva USA, con su política hegemónica en todas las áreas del desarrollo y la economía, incluida la rentable y arrolladora armamentística, apoyada en su autocracia y en sus poderosas fuerzas armadas.

Aunque ahora ya se les están viendo los pelos de la dehesa en lo tecnológico. Ya veremos.