El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Etiqueta: economia sostenible (página 2 de 5)

Visualizar la #comunicación en el sitio que realmente ocupa

Me parece bastante ilustrativa esta campaña de Dircom.  Y bastante oportuna a mi entender, porque resulta que uno de los aspectos que más destaco en mis charlas y conferencias sobre comunicación y management tiene que ver con éste: ¿cuál es el sitio que le corresponde a la comunicación en la estructura funcional de una organización?.

Como todos ustedes, se bien que la comunicación es quizá la materia sobre la que más se ha estudiado y más se ha escrito en las últimas décadas de entre todas las que conciernen a la gestión. Incluido el marketing.  La que más ha evolucionado, como sugieren los de Dircom.

En todos este tiempo, las organizaciones y las empresas inteligentes han sabido mover la posición de la comunicación en sus diagramas, que ha dejado de ser hace mucho tiempo una simple herramienta al final de la cadena -la 4ª P del marketing clásico- para convertirse en un superproceso que inspira, determina y monitoriza a los demás, que está antes y después de los otros.

Bueno, no quiero decir en ningún momento que esto ocurra en general.  En general, las organizaciones y las empresas de nuestro entorno no son todo lo inteligentes que debieran.  Aún abundan las que están todavía por llegar y persisten en prácticas caducas como colocar la comunicación interna en RR.HH., la corporativa en la dirección, la publicitaria en marketing o la ambiental donde toque… Y ya veremos.

Pues sepan que el norte está en este anuncio de Dircom que os traigo. Saquen sus compases si quieren avanzar.

 

Por qué desde SVQ nos hemos metido de lleno en el #e20biz

Básicamente por que sabemos muy bien que hoy todo gira en torno a la comunicación. Mucho más aquello que tiene que ver con el mundo de la empresa, los negocios y el management. Lo sabemos los consultores, pero también lo sabemos como empresarios; como lo saben muy bien los clientes y lo saben también todos los que está en medio o al lado o delante o detrás. Ahora ya es así. Hoy.

La universalización de Internet y la proliferación de herramientas que promueven y facilitan la conversación continuada entre personas y grupos no sólo ha influido en lo ‘virtual’, sino que ha determinado cambios de muy gran calado en la vida real, en el comportamiento de las personas, acelerando los procesos de comunicación y multiplicando los canales disponibles. También ha provocado un incremento del afán por comunicar. Todo el mundo tiene hoy algo que decir y todo el mundo quiere hoy oir a los otros.  Esto ocurre en el mercado, sí, pero también dentro de las redes que son en sí mismas nuestras organizaciones y empresas.

En realidad hace décadas que la comunicación está en la base de cualquier estrategia empresarial o de negocio. La antigua cuarta P del marketing clásico es hoy la madre o matrona de las otras tres. La información sobre la que siempre ha de sostenerse cualquier iniciativa -como siempre ha sido-, hace mucho tiempo que dejó de ser una cuestión estática para convertirse en un ejercicio dinámico. Información que fluye.

Cuando Kissinger decía que la «información es poder» se refería a eso en realidad, a la dinámica de la comunicación. Todos sabemos que la información por si misma no sirve para nada, que sólo tiene valor cuando está en movimiento, cuando se transforma. Los entusiastas dicen que la conversación es la clave. Desde luego es una de ellas, de las fundamentales; tanto en la actividad exterior de nuestra organización como en la interna.

Ahora, con nuevas y probadas herramientas, con nuevas necesidades y nuevos hábitos, la comunicación como proceso y la conversación que lo caracteriza adquieren una potencia que nadie debe correr el riesgo de desaprovechar. Máxime cuando, como pasa con todos los vectores que efectivamente cambian el estado de las cosas en nuestro mundo, se conoce que el desprecio de lo nuevo o la tardanza en comprender los cambios que provoca y adoptar sus premisas puede costarle a uno muy caro y dejarle atrás por bastante tiempo. O fuera del negocio…

El Congreso de Empresa 2.0 y Social Business, que se va a celebrar en Sevilla el 17 y 18 de mayo, es un buen lugar para ponerse al corriente de todo esto, en términos reales y sobre casos y experiencias. Yo estaré allí. Entre otras razones porque he comprobado que mis resultados como consultor de comunicación han mejorado considerablemente con aquellos de mis clientes que ya han comprendido esta nueva realidad y han comenzado a adoptarla adecuadamente.

Cosas que dejarán de ser ciencia ficción en cinco años: Las predicciones tecnológicas de IBM

IBM lleva algunos años publicando una lista en la que resalta aquellas tecnologías que, a juicio del gigante azul, van a ganar importancia en los próximos años. La IBM’s Tech Predictions for the Next 5 Years refleja innovaciones posibles y cercanas, soluciones que, cito textualmente, «tienen el potencial de cambiar el modo en que la gente trabaja, vive e interactúa», en los próximos cinco años, claro.

Estas son las que figuran en la lista de 2011:

1.El ser humano como sistema de generación. IBM cree cercano obtener energía de nuestras actividades cotidianas, de aquellas relacionadas con el movimiento, desde las zapatillas de hacer deporte hasta el agua que fluye por las tuberías de nuestra casa, y utilizarla para alimentar otras actividades y máquinas que la precisan.

2.Se acabaron las contraseñas. Ya no tendremos que usarlas -ni protegerlas ni gestionarlas- porque nuestros datos biométricos harán por fín el trabajo, como tantas veces se ha anticipado en el cine y ya se utiliza en algunos aspectos.

3.Leer las mentes ya no será ciencia ficción. Afirma IBM que los científicos ya trabajan en aparatos con sensores capaces de leer e interpretar la actividad cerebral. La clave está en la conexión de esa lectura con las rutinas e instrumentos que utilizamos.

4.La brecha digital desaparece. En cinco años el 80% de la población mundial tendrá algún tipo de dispositivo móvil, lo que universalizará en la práctica el acceso a la informacion y romperá con la brecha entre los que si tienen ese acceso y los que no.

5.El spam desaparecerá y la recepción de mensajes no solicitados podrá llegar a considerarse prioritaria.  No es que desaparezca el correo no deseado, para entendernos, es que el grado de personalización a que se está llegando conseguirá en breve que los mensajes que nos lleguen estén relacionados realmente con nuestos intereses.

Para más detalle les dejo el video que ha distribuido la propia compañía…

Vale, a los más incrédulos puede parecerles un brindis al sol. En algunos sitios he visto que hasta hacen porras con estas predicciones.  Pueden ustedes buscar por ahí; les ayudará el hashtag #ibm5in5.

Por mi parte, creo que IBM es demasiado grande y sabe demasiado como para entretenerse con acertijos o juguetes virales. Yo al menos estaré pendiente.

*

¿Qué pasaría si el Sol nos mandara su energía empaquetada?

Esta semana he asistido a la asamblea de la plataforma Solar Concentra, que se ha celebrado en Sevilla y a la que SVQ, mi empresa, aporta parte de su conocimiento participando en uno de sus grupos de trabajo en virtud de sus compromisos de responsabilidad social corporativa (RSE o RSC, según quien lo abrevie).

Solar Concentra es una plataforma para el progreso de la energía solar térmica de concentración: la más seria y probada opción para la generación de energía responsable y limpiamente, la gran alternativa a las nucleares.

Lo cierto es que, enfrascado en sus asuntos, he recordado un spot publicitario que guardaba en nuestro archivo profesional, realizado para la compañía alemana Solon, que no es exactamente solar termoeléctrica pero que si es solar y comparte nuestra visión de que, como dice el profesor Valeriano Ruiz, alma mater de la plataforma, «la clave es el sol».

Cada dia «caen» sobre la Tierra billones de kWh casi sin que nos demos cuenta. Y los desperdiciamos. Solon cree, con razón, que somos idiotas si no los usamos y, concluye, llamando a la acción responsable, Don’t leave the planet to the stupid

Un video espectacular, con un mensaje bastante importante. Disfrútenlo.

[flv]http://benitocaetano.es/wp-content/uploads/2011/12/Solon_Baterieregen2.flv[/flv]

Google dixit: La revolución de la movilidad… ¡y vaya como afecta a su empresa!

Google es probablemente la empresa que más información maneja sobre el desarrollo de internet en todo el mundo.  No sólo por que casi todo el tráfico pasa por sus manos, sino porque su principal actividad consiste precisamente en analizarlo y obtener información relevante para sus ámbitos de negocio.

Por eso, cuando su presidente para España, el cordobés Javier Rodríguez Zapatero, afirmó en una conferencia reciente que el consumo en las redes estaba viviendo y suponiendo una verdadera revolución en nustros días -como ya vemos- pero explicó, además, las líneas esenciales por donde discurre la misma, me apresuré a tomar nota y a planear un estudio privado sobre la cuestión.  Les recomiendo que hagan lo mismo para sus empresas, si es que ya han descubierto cuánto les afecta el asunto; que les afecta con total seguridad, aunque no se hayan parado a considerarlo.  Y háganlo con prisas, porque, como ya avancé en otros medios, Rodriguez Zapatero aseguró que esta revolución ya está en marcha y que los cambios están siendo visibles e inmediatos.

Es la revolución de la movilidad.  Los tiempos cambian a una velocidad nunca imaginada hasta ahora. Hoy es ya el momento de la conectividad, de la versatilidad de los soportes, de la usabilidad de los contenidos y de la movilidad, sobre todo de la movilidad:  todo debe estar a tu alcance, todo debe estar en tu mano, todo debe estar en todos sitios.

Todo lo que sabían de la Internet «clásica» se está evaporando. Javier Rodríguez fué tajante: «Para aquellos que no han dado todavía el paso deben acelerar. Hay que darse prisa en conocer el fenómeno web porque acabará en no más de tres años. El siguiente fenómeno [móvil] ya está en marcha».

Este cambio de paradigma en el mundo digital, que ya ha supuesto un radical cambio de paradigma en el mundo-mundial (valga el juego de palabras) tiene unas claves que nos deben importar muy mucho a quienes nos dedicamos profesionalmente a la comunicación y, por supuesto, a quienes requieren nuestros consejos y nuestros servicios -debería ser casi todo el que esté en la palestra…- que deben tener el conocimiento necesario para contratar inteligentemente.

Si ya decíamos que «todo comunica, nada también», ahora, en plena carrera de fórmula 3.0, debemos añadir a ese «todo» un contenido estratégico muy cualificado, un disruptor que nos permita aprovechar estos cambios y ganar en eficiencia.

Las claves aportadas como tendencias por el directivo de Google son cuatro (en cursiva, un pequeño comentario propio):

  1. El consumidor sabe más del producto que el propio vendedor porque el usuario cada vez pasa más tiempo en Internet buscando información. (Sin comentario: La frase está bien clara).
  2. El futuro de la televisión va a ser la interconexión con Internet. (Olviden la alusión limitativa a la televisión: Todo es interconexión: Se acabaron los soportes, las propuestas y los planes estáticos y aislados).
  3. El móvil será el dispositivo más esencial en la búsqueda de información y los pagos. (Todo lo que tiene que decir puede decirlo en cada momento: su público objetivo tiene un terminal permanente para interactuar con su propuesta, con su idea, con su producto…)
  4. El comercio electrónico crece  un ritmo del 30% en un momento [ahora] de absoluta atonía de la economía y la demanda interna.  (No es una opción excluyente, es un lugar al que hay que transitar cuanto antes.  Un e-commerce no sólo oferta producto sino que proporciona información y la interrelaciona con la que ya está en las redes: cuestión de reconocimiento, de posicionamiento, de competencia…)

En resúmen, el fenómeno móvil está cambiando sobremanera los hábitos de los consumidores.  Ya lo ha hecho respecto de lo que creíamos hace unos pocos años y lo sigue haciendo cada día, con cada paso.  Como dice Rodríguez Zapatero «La distancia entre el deseo de conocer o tener algo tiende a cero con el móvil y esto lo cambia todo».

Mi consejo: Hacer un cuadrante con esas cuatro claves y cruzarlas con nuestra actividad, con la estrategia que tengamos planeada para nuestra empresa y con nuestros productos o servicios.  No sólo obtendrán ideas, también descubrirán necesidades.  Y ya se sabe lo que acaba pasando cuando se prescinde, por decisión o por ignoracia, de lo que se necesita para evolucionar.

Y si necesitan ayuda, aquí estamos.

¿Para qué sirve que se publiquen las cosas?: Un caso (político) de ignorancia funcional.

Me meto en política, en comunicación política, para traer un caso sobre lo sabido y lo ignorado en esta crisis de nunca acabar.  Vamos.

Los gobiernos de nuestro entorno han defendido por activa y por pasiva la bondad de los mercados. Hay quien ha dicho que no quedaba más remedio que aceptar las reglas del juego que éstos imponen; hay quien no ha considerado ninguna otra posibilidad política y hay quien ha plegado ante ellos sin el menor rubor. Y, finalmente, hay quienes han colaborado y servido activamente a los nuevos amos, aprobando leyes que favorecen su barbarie, eliminando trabas y controles, influyendo en la mentalidad de sus ciudadanos para favorecerlos… Los más.  Pocos o ninguno han hecho lo que tenían que hacer, aquello para lo que habían sido elegidos: política.

Es lo que tiene la democracia de masas, que se basa en un pueblo despreocupado de lo público, que decide sobre premisas demasiado ligeras y que raramente pide responsabilidades reales a los administradores por su administración.  Pero la impunidad que otorga, por lo general, a sus electos no los exime del juicio moral; ni siquiera de consideraciones sobre su inteligencia, su capacidad, su lealtad, su honestidad…

Aquí paro.  Este ha sido una especie de prólogo para llegar a un hecho que quiero comentarles: la ruina que vivimos, la crisis permanente, la estrategia práctica de los mercados y sus consecuencias, era algo totalmente esperable, algo anunciado, algo que se sabía que iba a pasar y que venía publicado y argumentado desde numerosas voces.  Y no voces que sonasen sólo desde la marginalidad intelectual o desde las desacreditadas instituciones universitarias, no voces de los llamados «antisistema» o de grupos de la desorientada izquierda… No. Voces desde el corazón del sistema, de personajes o personalidades -lo que ustedes quieran- que no sólo conocen las tripas del sistema sino que las guisan y se las comen cada día.

Hace unas semanas nos asombrábamos de las declaraciones de Warren Buffet, recomendando una subida de impuestos a los más ricos, sentando así precedente para lavar la imagen de los suyos cuando haga falta.   Esto me llevó a mi biblioteca por un libro que tengo bastante presente: «Globalización» de George Soros.

Soros hundió al Banco de Inglaterra en 1992 y escribió este libro en 2001. En él recoge su análisis de lo que pasaba y está pasando con el vector financiero global y propone algunos enfoques bastante reveladores y algunas recetas, que podrán gustar o no pero que hay que considerar.  Pero yo no voy a ellas. Voy al análisis.

De las cosas que dice Soros subrayo tres.  Son tres sentencias que habría que haber tenido muy en cuenta en las políticas (ejem…) económicas diseñadas por nuestros gobernantes, españoles y europeos, y en sus reflejos legislativos. Cito textualmente:

1

Es peligroso confiar excesivamente en la dinámica del mercado. Éstos están diseñados para facilitar el libre intercambio de bienes y servicios entre participantes deseosos de hacerlo, pero no son capaces, por su cuenta, de cuidarse de necesidades colectivas como la ley y el orden o el mantenimiento de la misma dinámica del mercado. y tampoco son competentes a la hora de asegurar la justicia social. Ésos «bienes públicos» sólo pueden ser provistos mediante la intervención política.

2

En los últimos años, el llamado «Consenso de Washington» ha puesto su fe en la capacidad de los mercados para corregirse a sí mismos. Esta fe se ha demostrado infundada. Desde que el capital puede moverse libremente, las crisis se ha sucedido una tras otra y el FM y se ha visto obligado a poner en marcha paquetes de ayudas cada vez mayores.

3

Dicho llanamente, los políticos no han entendido como funcionan los mercados financieros, mientras que las instituciones internacionales ha fracasado en su intento de mantener el mismo ritmo que la integración global de la economía. Las crisis seguirán siendo la plaga de nuestro sistema financiero mientras este se sigue resistiendo a una reforma significativa.

Soros es una parte singular y significativa de «los mercados»; sabe de lo que habla. Y por eso recomiendo una relectura crítica del libro.

Me consta que nuestros gobernantes lo leyeron, aunque quizás no lo entendieron del todo bien…

La ‘incompetencia jerárquica’ que lastra el buen gobierno de una organización

Llevo años observando en mi entorno profesional un fenómeno demasiado común, del que mucho se charla pero poco se habla: A medida que se asciende en una organización jerárquica, una gran empresa o un gobierno, por ejemplo, aumenta el riesgo de perder el conocimiento tácito sobre los problemas y sus circunstancias.  Hablo de las personas, de los directivos y altos ejecutivos de las organizaciones. A esto lo llaman algunos incompetencia jerárquica y su principal consecuencia es la incapacidad de las organizaciones para desempeñar sus misiones y lograr los objetivos que se hayan establecido. Algo que podemos temer muy extendido, visto como están yendo las cosas.

Si, ya lo se, esto que digo se emparenta estrechamente con el Principio de Peter, que dice en resúmen que «en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la nata sube hasta cortarse» y cuya raiz se basa igualmente en análisis de casos de incompetencia en las organizaciones.  Lamentablemente la gente tiende a tomarse a broma tanto este principio como sus corolarios más famosos.  Yo no: Cuestión de supervivencia.

Me preocupa especialmente, por mi condición de consultor, la muy frecuente desatención e infravaloración de la información y los enfoques que proceden de personas, o departamentos o empresas, jerárquicamente inferiores.  Cosa que ocurre muy especialmente cuando los asuntos en cuestión pueden ser enmarcados en un campo considerado perteneciente a cualquier ámbito competencial o de conocimiento personal asociable, a veces auto-asociable, con el sujeto en cuestión, con el jerarca.   Muchas veces esto acaba llevando a una excesiva simplificación de los problemas: cuando finalmente se acepta la información o el enfoque, son demasiados los que abusan de los resúmenes ejecutivos y otros esquemas que inicialmente deben servir para enmarcar un asunto (frame) pero sobre los que acaban por tomarse decisiones de estrategia o gobierno.  Asi nos va.

No digo en ningún momento que esto ocurra intencionadamente.  A menudo caen en esta trampa personas bien intencionadas que, sencillamente, se ven sobrepasadas en algún aspecto por su situación o sus responsabilidades al frente de la maquinaria.  El concepto de incompetencia jerárquica y su reflejo en la gestión no sólo causa terribles estragos en la organización a la que afecta y sus públicos interesados, también en la propia persona que cae bajo su influjo. Y todo empeora cuando esta persona está, ella sola, en la punta de la pirámide…

Cuento ésto porque ando preocupado por la escasa atención que se le presta a la comunicación lateral multinivel y a los canales llamados informales.  Ahora, cuando estamos viendo que el valor de las cosas y hasta de las economías de los paises sube o baja en función de lo que se comunica (a los mercados, por ejemplo), cuando comprobamos que hasta la masa ya no es una masa sino un sumatorio, es cuando más necesitaríamos cuidar estos asuntos. Frente a la organización jerárquica, la red; frente a la comunicación lineal, la comunicación lateral, los canale sinformales.  Todas estas cosas están muy unidas, todas son tan difíciles de digerir para los jerarcas…

Volveré al tema.

« Siguientes entradas Recientes entradas »