El BLOG de Benito Caetano

Comunicación, asuntos públicos y otras emergencias...

Etiqueta: periodistas (página 2 de 3)

Iniciación al #periodismo de datos: Acerca de un taller en #Sevilla

El viernes que viene (28 de junio) participo en un taller de iniciación al periodismo de datos que tienen organizado el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía y la Asociación de la Prensa de Sevilla, con la colaboración de OpenKratio.

Allí trataré de animar a mis colegas a trabajar en este campo, que ofrece numerosas posibilidades de desempeño profesional y abre la puerta a informaciones precisas y diferenciadas, al alcance de cualquier periodista que decida investigar, siquiera sea levemente, sin necesitar grandes ni costosos medios.

Esto del ‘periodismo de datos’, así llamado, parece una novedad pero no lo es: Los periodistas siempre hemos trabajado con los datos: Desde escudriñar aquellos interminables tomos de los presupuestos del estado, sobre los que uno podía sentarse si se cansaba, hasta las más sencillas estadísticas que muestran o demuestran las pautas de la vida cotidiana.

Pero nunca le habiamos dado un nombre asi por una sencilla razón: Los datos han sido generalmente un complemento, no una fuente troncal para la información.  Y el periodismo es sólo periodismo…

Pero ahora aparece algo novedoso, un aspecto a considerar que -casi- justiifica el nombre propio: la utilización de los datos como fuente permanente en si misma.

La informática eleva a la enésima potencia las posibilidades de investigar y obtener información desde los datos; desde numerosas fuentes de información que están ahí, a nuestro alcance y que son públicas en gran parte de los casos. Y que nos permiten generar noticias e informaciones que son de interés general y que sirven para algo que los periodistas tenemos un poco abandonado: ofrecer a la opinión pública información suficiente y relevante que posibilite ejercer el poder ciudadano en una democracia y controlar al Estado.

Por ahí voy a orientar mi charla en este taller, en el que espero que podamos vernos.

Para abrir boca le dejo un vídeo en cierto sentido iniciático, una promo de La Nación, que es uno de los periódicos de habla hispana que más se han trabajado este asunto…

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mVDlmMEGr3o[/youtube]

.

Por qué voy a seguir en la brecha del Colegio de Periodistas de Andalucía, después de tantos años

Soy de los que piensan que las cosas no ocurren si tu no haces que ocurran. Por eso estoy aquí, ante la asamblea constituyente del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, que se celebra mañana sábado, en una candidatura con el maestro Manfredi, dispuesto a trabajar con el equipo que él encabeza por un Colegio fuerte, con las ideas muy claras y decididamente proactivo.

Llevo en esto mucho tiempo, tanto en el ejercicio del periodismo como en la militancia profesional. Déjenme contarle mis batallitas porque vienen al caso…

Diario de Sevilla 19-3-99

 

Estuve a principios de los ochenta en la Unión de Periodistas de España cuando ésta era la alternativa democrática a las asociaciones de la prensa del viejo régimen. Estoy y participo activamente en una asociación de la prensa desde que estas organizaciones se renovaron por fin, unos años después.

La mía es la de Sevilla, en cuya dirección participé en los noventa y desde donde conseguimos por fín acabar con las diferencias históricas y poner de acuerdo a todas las asociaciones de la prensa andaluzas para crear (1997) una federación que fuera realmente operativa.

Tuve el honor de dirigir ejecutivamente los dos primeros congresos de periodistas de la historia andaluza (1999 y 2000), que fueron convocados con la clara y manifiesta intención de poner a la profesión en sintonía y convertir en objetivos expresos la creación de un sindicato (1999) y de un colegio (2013), que hasta entonces no habían pasado de ser deseos sin ningún plan de trabajo que permitiera alcanzarlos.

Diré que todo esto lo hice con Pachi Gutiérrez, al alimón, pero no contaré otras historias paralelas. Para no cansar y porque con lo dicho llego a donde quería llegar…

Después de todo este tiempo y tras las innumerables escaramuzas en las que he participado o de las que he sido testigo, sigo creyendo a pies juntillas que el periodismo necesita hoy de las asociaciones de la prensa, del sindicato de periodistas, de los foros de convergencia… y del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, naturalmente, funcionando a toda máquina.

¿Que por qué? Pues porque, como todos y todas ustedes saben y sufren, el periodismo sigue hoy necesitando de una dignidad y un reconocimiento social que no tiene y su ejercicio de unas reglas del juego y unos códigos que no se logran alcanzar.

Y todo eso solo se conseguirá si nos ponemos a ello, manos a la obra; si hacemos que las cosas pasen: Toda la profesión, con objetivos compartidos y con una estrategia en común: los foros desde el diálogo, las asociaciones desde lo social, el sindidcato desde lo laboral y el colegio desde el derecho público. A la vez, en una sola dirección.

En esas estamos y por eso me he comprometido a trabajar por y en el Colegio. Con Antonio Manfredi, que es en quien confío.

Ahora que cumplo 35 años en esto del #periodismo…

Esta que traigo es la portada del número 71 de la época II del semanario Tierras del Sur, periódico del que apenas queda memoria porque era de la época pre-Internet.

Salió a la calle con fecha de edición de 19 de septiembre de 1977 y… sería un ejemplar más, de un periódico más, si no fuera porque fue mi primera portada, mi primer trabajo publicado tras incorporarme como colaborador a su equipo de redacción sólo unas semanas antes.

 

1977…  A principios de septiembre de aquel año llegué, con ese voluntarismo inocente y ese afán casi suicida que tenemos todos los periodistas antes de conocer el meollo de la cuestión, a la oficina de la calle Muñoz Olivé, perpendicular a Tetuán, en el centro de Sevilla, donde se ubicaba Tierras del Sur.

Me recibió su fundador y director, el extraordinario José Maria Javierre, de quien guardo afectos tan sólidos como contradictorios. Tras asegurarse de que habiamos quedado en poco sueldo y toda la disponibilidad, el cura me presento a los dos miembros residentes de la redacción: Antonio Mozo Vargas, que fue mi jefe y mi maestro, y José Luis Ortiz Nuevo, en su rincón…

Con ellos pasé aquellos años 70 tan interesantes, tanto para lo cotidiano como para la historia de España, y con ellos como compañeros acabé la década. Luego, cuando me embarqué hacia otros rumbos profesionales, Antonio Mozo fué mi amigo y mi cómplice en algunas aventuras, hasta su prematura muerte en 1991. Jose Luis, convertido por el arte de las urnas en el primer concejal de la cultura democrática de la ciudad de Sevilla, se mudó a otra nube y sólo compartimos los aprecios.

35 años se cumplen éste mes. Es por esa redondez del calendario por lo que me he permitido una pausa en la tarea para este automemorial tan inmodesto…

Lo que es mio es la foto, que una vez que supe lo que se cobraba por todo el texto de un artículo y lo que se cobraba por cada foto, mi primera vocación laboral en este bendito oficio fue decididamente la de reportero, al estilo Juan Palomo. Luego me olvidé por un tiempo de la Olivetti y me centré en la fotografía de prensa -fotoperiodismo que le llaman ahora- y conformé el equipo estable del semanario -y por extenisión del cura Javierre- junto con Antonio Esquivias y Pablo Juliá.  Más tarde pasaron mil cosas a través de mil situaciones en mil destinos…

Fíjense que en aquellos tiempos, que parecen a veces lejos y a veces cerca, un hombre labrando la tierra con un arado romano aún servía para ilustrar un titular sobre el estado del campo andaluz. Fíjense también que en aquella portada se daba cuenta de la fundación del Sindicato de Obreros del Campo.

Hace 35 años que ando en ésto. Visto lo visto y por ver todo lo que venga, aquí sigo.

Me acuerdo de tantas cosas y de tanta gente…

¡Qué buena cosa es la memoria!.

·

Esta forma de entender los medios es ya de manual…> The Guardian open journalism: Three Little Pigs advert

Esta promo del diario inglés The Guardian trata de explicar visualmente su concepto de periodismo abierto (open journalism).  Es un video publicado la semana pasada, que narra cómo el diario cubriría la historia de los Tres Cerditos en todos sus formatos: desde el periódico impreso hasta los medios sociales.  No es la punta de lanza, pero es un buen ejemplo de una buena práctica, hoy por hoy…

*

Para #periodistas que piensan (o no) en la verdad y la objetividad…

A John Steinbeck le dieron el Nobel en 1962, dos décadas antes había recibido el Pulitzer y otras dos más atrás había fracasado en su primer intento como periodista free-lance en Nueva York.  A lo largo de su vida como escritor hizo bastante literatura periodística y bastante periodismo literario…

Al grano.  De su libro de viajes -con su perro- por América ‘Travels with Charley: In Search of America‘ quiero traer hoy una cita que da para pensar a quienes nos ocupan esos mitos del periodismo como son la objetividad y la verdad…

“Siempre me han causado admiración esos informadores que pueden llegar a un sitio, hablar con la gente clave, hacer las preguntas claves, recoger muestras de opiniones y luego sentarse e informar debidamente de un modo muy parecido a como lo hace un mapa de carreteras. Envidio esta técnica y al mismo tiempo no confío en ella como espejo de la realidad. Creo que hay demasiadas realidades. Lo que yo escribo aquí es verdad hasta que pase por esa ruta otro y reordene el mundo a su manera”.

Lean a Steinbeck.  En estos tiempos de ruina más aún…

Tres imágenes (del #15O) para reflexionar sobre el #periodismo actual…

Un mismo acontecimiento. Dos periódicos y un análisis crítico.

Liberazione, diario italiano, en su práctica informativa.

Diario ABC, español.

Viñeta, con todo un análisis profesional, de Marco Marilungo, que se ha propagado vertiginosamente por las redes.

Concluyan ustedes mismos…

 

 

 

 

Algunos apuntes (constructivos) sobre el futuro de los medios

El futuro de los medios de comunicación provoca una gran incertidumbre, algunos lo ven bastante negro, otros llegan a pronosticar su fin… Pero no tiene por qué ser así.

Veamos. Está claro que el concepto clásico de periódicos y otros medios convencionales ya no va a ningún sitio.  El consumo y la valoración que hace la gente de ellos lo demuestra de manera contundente.

Muchas empresas editoras y emisoras han emprendido un decidido camino en pos de la tecnología que parece determinarlo todo en estos tiempos. A algunas les está dando un resultado por el momento; una mejora de posiciones que no pasará de aparente hasta que no se convierta en tendencia. Y yo no estoy tan seguro de que esto ocurra en los más de los casos.

Todos tenemos claro que los medios del futuro -de un futuro que parece precipitarse a velocidad de vértigo- deben ser móviles, sociales, locales y audiovisuales.  Esta es la profecía y apuesto a que es de las que van a cumplirse.

¿Pero creen que todo depende de la aplicación de la tecnología a los procesos y a los productos?.

Un cambio de paradigma ha hecho que los periodistas dejen de ser el elemento articulador en los medios de comunicación.  Los criterios profesionales y la conciencia del papel social del periodismo han pasado a un plano testimonial, como mucho, en las empresas. Y éstas han abadonado la ‘comunicación social’ por la ‘comunicación comercial’, que incluye aquella que obtiene réditos por servicios políticos.

El papel protagonista dentro los medios de comunicación está en manos de financieros y de técnicos.  Los contenidos, al menos en la prospectiva, están llegando a tal nivel de crisis que ya hay quien los elimina directamente de la paleta primaria: en el foro anual sobre el futuro de los medios (4th annual Future of Media Forum), celebrado el pasado 5 de octubre en la universidad de Nueva York, hubo debate en este sentido y se manejaron ideas para optimizar la situación de escasez.

Mal camino.  ¿Sentar una base en la que los contenidos pueden ser secundarios y de otra automatizar su producción, repitiéndolos, inventándolos en serie si es necesario y valorando que haya mucho de donde cortar, poniendo ésto por encima de que se busque lo relevante y se enfoque y se elabore para su distribución desde una posición de referente social? ¿Medios que consumen recursos elevados en experimientos tecnológicos tentativos, que funcionan relativamente (tv interactiva, medios como portales, periodicos como redes, subproductos…), en una especie de deriva hacia el gadget como centro de toda operación?.

Si, vale, cuando los involucrados nos encontramos en foros y reuniones, todos aceptamos que el futuro girará en torno a los contenidos; pero nunca definimos el ‘qué’ y el ‘cómo’ de estos; así que acabamos por aceptar ‘contenidos’ como animal de compañía…

Lo primero que pienso cuando me planteo esta cuestión -algo que muchos hacemos a menudo- es que hay una premisa que debemos aceptar: incertidumbre y pesimismo son la consecuencia directa de lo que estamos haciendo con y desde los medios. Hoy. Periodistas en retirada incluidos. Lo segundo que pienso es que otra cosa bien distinta es lo que podríamos hacer.  O lo que deberíamos hacer, al menos.

Y siempre llego a la misma idea: Todo lo que conocemos desaparecerá -y con ello esos valores que siempre quisimos tener de nuestro lado y que nos aseguran un papel en el mundo- si empleamos la tecnología sólo como reclamo o para fines inapropiados, si basamos nuestra estrategia en el oportunismo, si ponemos proa a la pasta sin detenernos más en cual es de verdad nuestro papel, en qué esperan los ciudadanos (vale, incluso concebidos como clientes) de nosotros o en buscar la senda de retorno a lo ‘social’ de la comunicación, con honestidad y todos sus demás requerimientos ‘molestos’…

Por muchas cuentas de colores que enseñemos, por mucho chirimbolo que nos inventemos para sorpresa y consumo general, aunque lleguemos a personalizar un ‘servicio’ para cada cliente… la fiebre acabará y la gente sólo estará con los medios si confía en ellos. Punto. Recuerden que ya habíamos aprendido que son los consumidores los que determinan el producto y no al revés.

Y lo dejo por ahora. Con esto que he dicho es con lo que creo que hay que renovar el negocio. Y la profesión del periodismo.  Que trabajen desde ahí técnicos y financieros y que vuelvan los periodistas a su labor. O adiós.

« Siguientes entradas Recientes entradas »